Búsqueda personalizada

Cómo trabajar la arcilla polimérica

arcilla polimerica   Cómo trabajar la arcilla poliméricaLa arcilla polimérica es una masa moldeable que contiene PVC. Su apariencia y textura es similar a la de la plastilina, pero endurece tras cocerse en un horno convencional. Los tiempos y temperaturas varían un poco según el fabricante, pues se comercializan varias marcas. Por sus características es un complemento ideal para la pasta de plata. Como la temperatura a la que cuece la pasta de plata es mucho más alta que la de la arcilla polimérica hay que cocer primero la pasta de plata. Después no hay ningún inconveniente en que cuezan ambas piezas juntas en el horno convencional a la temperatura que necesite la arcilla polimérica. Si al terminar la cocción veis que no queda bien unido el pegamento es muy útil siempre que lo hagáis con cuidado para que no se note.


Marcas más conocidas:
Fimo y Sculpey.

Conservación:
Se recomienda guardarlo en un lugar fresco y cerrado donde no le de la luz. La nevera, por ejemplo, es una buena opción. El calor no le va bien.

Colores:
Hay gran variedad de tonos, algunos especiales como plateado, dorado, fluorescentes, piedra, etc.

Uso:
Normalmente hay que amasarla con las manos un poco, para que se moldee con facilidad la masa debe tener algo de temperatura.

Lugar de trabajo:
Lo ideal es una superficie lisa, preferentemente sobre la que se vaya a cocer. Si hay que manipular la arcilla polimérica cuando ya tiene la forma deseada es fácil que se dañe. Se puede usar un azulejo o papel de acetato, en su versión lisa.

Mezclar colores:
Las barritas de colores se pueden mezclar entre sí, produciendo preciosos efectos de jaspeado o divertidos dibujos. Hay gran variedad de técnicas para producir asombrosos resultados. Conviene limpiarse las manos después de manipular cada color, pues suelen dejar algunos rastros en las manos, por lo que el resultado final puede no ser limpio.

Texturizar:
Al igual que la pasta de plata admite cualquier textura: un tejido, una hoja natural, etc. También existen en el mercado unas láminas muy útiles con diferentes texturas. Basta presionar la arcilla polimérica sobre la textura elegida.

Cortar:
Sirve cualquier cortador de masas.

Modelar:
Se pueden usar punzones y herramientas para esculpir (las hay con terminación en forma de espátula, de bola, etc.)

Consejo:
Si durante la manipulación de la arcilla se queda demasiado blanda, no podréis manejarla bien para hacer pequeños detalles. Es mejor dejarla enfriar un poco a temperatura ambiente o introducirla un ratito en la nevera.

Cocción:
Generalmente la temperatura de cocción suele oscilar entre los 110ºC y los 135ºC durante 20-30 minutos. Hay que asegurarse de seguir las instrucciones del fabricante para un resultado óptimo, pues no todas las marcas y variantes siguen las mismas indicaciones..

Acabado:
Una vez cocida la pieza puede lijarse para darle brillo, pintarse e incluso barnizarse.

A 30 personas les gusta este artículo.

Tags: , , , , , ,

Comments are closed.


Random Pages Widget Created By Best Accountant Services