Búsqueda personalizada

Otras Técnicas: Envejecer

azufre   Otras Técnicas: EnvejecerLa plata envejecida tiene un efecto precioso que puede quedar muy bien tanto en joyas diseñadas con un aire clásico (para que parezca antigua) como en joyas con estilos modernos. En el proceso de oxidación la plata cambia el color que va pasando por diferentes tonos. Desde amarillos-dorados preciosos, pasa por marrones-rojizos increíbles, después por azules-morados bellísimos, hasta llegar al negro. Podéis jugar con el contraste de pulir las zonas en relieve y esta amplia gama de tonalidades como fondo.

El proceso es bastante sencillo. El azufre oxida la plata por la acción del calor.

MATERIALES NECESARIOS

Bicarbonato (opcional)
Solución de azufre
2 Recipientes
Agua
Pinzas
Pincel (opcional, depende del método utilizado)
Calienta leches u horno de cerámica (opcional, depende del método utilizado)

MÉTODO

Tras la cocción basta con retirar la pátina blanca con un cepillo de cerdas largas de acero inoxidable. Ya está lista la pieza de Art Clay para envejecer.

APLICAR BICARBONATO (paso opcional)

Si la plata tiene restos de grasa es más difícil que el proceso de envejecido sea uniforme. Eso es muy bonito para darle más variedad de tonos. Podéis probar los resultados limpiando o no previamente la plata con bicarbonato.

Poner en un recipiente un poco de bicarbonato y agua. Sumergir durante unos minutos. Secar bien.

ENVEJECER

Hay varias formas de aplicar la pátina para envejecer la plata. Como la oxidación se forma mediante calor podemos aplicar unas gotas de solución de azufre en agua fría (calentando la pieza después) o bien aplicarlas en agua caliente.

CON AGUA CALIENTE

En otro recipiente (mejor de cristal) poner unas gotitas de solución de azufre en un vaso de agua caliente. Para sumergir la joya de plata os podéis ayudar con unas pinzas o bien con un alambre que podéis introducir por donde vaya a pasar la cadena (si fuera un colgante) o el enganche (si fueran pendientes). Tened en cuenta que las partes donde no llegue la solución de azufre apenas se oxidarán, por lo que quedarán marcas visibles. Para que eso no ocurra podemos variar el lugar de sujección con la pinza o bien sujetarla por una parte que sea poco visible (por ejemplo el agujero por donde pasaremos una anilla, el enganche para pasar la cadena si es un colgante, etc…)

Sacar la pieza de la solución en cuanto tengamos el tono que queramos y lavarlo a continuación con agua abundante para parar el proceso de oxidación. No olvidéis que el proceso de oxidación continúa hasta que no se retira la solución por completo.

También podemos dejar la pieza de plata dentro del agua con la solución de azufre (sin sujetar la pieza), pero como el proceso de oxidación es bastante rápido, no veremos bien cómo va cambiando la tonalidad y será difícil sacarla a tiempo para conseguir el efecto deseado.

Después de envejecer la plata podemos meterla en un poco de agua con bicarbonato para suavizar el efecto.

CON AGUA FRÍA

Esta forma de hacerlo me parece más práctica que la anterior porque el proceso es más visible, eso hace que sea más sencillo pararlo en el momento que queramos.

En un recipiente (mejor de cristal) poner unas gotas de solución de azufre en un vaso de agua fría. Introducir en la solución la pieza de plata cocida, sacar y poner sobre un trocito de papel de acetato. Colocar el papel con la pieza sobre una superficie caliente como encima de un horno de cerámica encendido o un calienta leches (me refiero a ésos con una placa para calentar, no a las jarras eléctricas). Dejar calentar hasta que nos guste el efecto y a continuación lavar muy bien con agua para parar la oxidación.

Un pincel es muy útil para dar el efecto sólo en una parte de la joya, en lugar de oxidar la pieza entera. Esto es sencillo si la parte que queremos oxidar está ligeramente hundida, como por ejemplo las hendiduras que quedan al trabajar con texturas o con moldes. Con ayuda del pincel también podemos añadir más cantidad de solución en algunas partes, de modo que la oxidación será diferente.

QUITAR EL EFECTO DE ENVEJECIDO

En cualquier caso podéis experimentar con tranquilidad estos efectos porque quitar el envejecido de la plata es sencillísimo. Basta con aplicar calor con un soplete o meter la pieza en un horno de cerámica, como por arte de magia la oxidación desaparece por completo.

A 18 personas les gusta este artículo.

Tags: , , , , , , ,

Comments are closed.


Random Pages Widget Created By Best Accountant Services